Hijos del Altísimo - http://www.altisimo.net -

Capacitación para el ministerio con niños

Psicología del desarrollo desde una perspectiva bíblica

Capítulo anterior Indice Capítulo siguiente

Contenido:


Evaluación de diferentes corrientes de psicología y pedagogía

La psicología del desarrollo examina el desarrollo emocional e intelectual de una persona, desde el nacimiento hasta la edad adulta. - En el capítulo siguiente ("Características de las diferentes edades") presentaremos algunas observaciones de la psicología del desarrollo.
Para nuestro tema es importante notar que no existe "una sola" psicología del desarrollo. Diferentes psicólogos tienen diferentes opiniones. Aunque todos observan el crecimiento y desarrollo de los niños, ellos interpretan sus observaciones en distintas maneras. (Vea "Distinguir entre hechos e interpretaciones" en "Aplicando la Palabra de Dios a todos los asuntos de la vida"; y "La falacia de la 'pedagogía única'".)

A continuación presentaremos tres diferentes corrientes de la psicología del desarrollo, y de la pedagogía.

Quien conoce el alma humana mejor que cualquier otro, es Dios. Por eso, consultaremos la Palabra de Dios para saber cómo interpretar correctamente el desarrollo de un niño. Entonces estableceremos una cuarta corriente, la psicología bíblica.

Factores del desarrollo
Así llamamos las influencias que determinan cómo se va a desarrollar una persona en particular. Existen factores externos (influencias desde afuera, del medio ambiente): la educación en familia y escuela, la alimentación, el clima, influencias espirituales, etc, y factores internos (dentro de la persona): su herencia genética, constitución física y psicológica, talentos e intereses, etc.
Algunas corrientes de psicología dicen que el hombre es mayormente determinado por los factores externos; otros dicen que los factores internos dominan. Bíblicamente, tenemos que entender que ninguno de los dos factores domina al hombre completamente, porque podemos también influenciar nuestro propio desarrollo con nuestras propias decisiones.

Metas del desarrollo
Cada corriente psicológica tiene también sus criterios para definir cuando es que una persona se ha desarrollado "bien": estas son las metas del desarrollo. Un psicólogo o un profesor, según la corriente a que pertenece, va a intentar alcanzar la una o la otra meta con sus alumnos.

Métodos para transformar al hombre
Para alcanzar las metas del desarrollo, cada corriente psicológica sugiere también diferentes métodos para transformar o cambiar al hombre. De allí surgen diferentes pedagogías (teorías educativas), con diferentes métodos para la educación.

La tabla abajo resume los conceptos más importantes de cuatro corrientes psicológicas. Las describiremos aquí en breve:

El conductismo y la pedagogía de la socialización:

Esta corriente es también conocida como "psicología del comportamiento" ("behaviorismo" en inglés). Los fundadores de esta corriente hicieron experimentos con ratas: Pusieron unas ratas en una jaula donde había una campanita. Cada vez que accidentalmente una rata tocaba la campana, el experimentador le daba comida. Entonces las ratas empezaron a tocar la campana cada vez que tenían hambre. Después de un tiempo, se cambió el experimento: las ratas ya no recibieron comida, pero les daban un choque eléctrico cuando tocaban la campana. Entonces, muy pronto las ratas dejaban de tocar la campana.
De allí se sacaron conclusiones acerca del aprendizaje del niño: Se puede "reforzar" un comportamiento deseado, dando una recompensa al niño, y se puede "extinguir" un comportamiento no deseado, castigando al niño. Este es el principio de "Estímulo y reacción".
Obviamente, esta corriente enfatiza los factores externos: Se cree que el niño nace como una "hoja en blanco", y el educador puede escribir encima todo lo que quiere. Su meta del desarrollo es el hombre adaptado a la sociedad: el niño tiene que convertirse en la clase de persona que la sociedad requiere. Los psicólogos conductistas enfatizan la actividad del educador "moldeando" al niño, y enfatizan los métodos que producen el comportamiento o rendimiento deseado en el niño.
Hay varios problemas con este principio. Primeramente, ¡los humanos no somos ratas! Tenemos la capacidad de decidir, y por tanto no dependemos de los estímulos de afuera. Un niño puede decidirse a aprender algo por su propia cuenta, sin ser "estimulado" por alguien; por el otro lado, un niño obstinado puede resistirse contra el castigo y decidirse a no cambiar su comportamiento.
Segundo, al aplicar este experimento a la sociedad humana, nos hemos olvidado del mismo experimentador. Esta persona tiene un poder tremendo sobre las ratas: El es quien acondiciona su comportamiento, con castigos y recompensas. El es también quien define qué es un "comportamiento deseado" y qué es un "comportamiento no deseado". ¿Quién define esto en la sociedad humana? - El conductismo lleva siempre a alguna forma de dictadura, donde una persona (o un pequeño grupo de personas) define lo que todos deben hacer, y manipula a todos los demás.

Otra forma de esta corriente es la "pedagogía de la socialización". Aquí tenemos que entender que "socialización" no significa lo que comúnmente entendemos con esta palabra. Al escuchar "socialización", mucha gente piensa en aprender a convivir en armonía, a compartir y a ayudarse mutuamente, a respetarse unos a otros, etc. Este sería un significado bueno y positivo de “socialización”.
Pero muchos pedagogos y planificadores escolares entienden con "socialización" algo muy diferente: la adaptación del niño a lo que la sociedad exige de él (o sea lo que ellos, los planificadores de la sociedad, exigen). En otras palabras: que el niño se someta a la presión del grupo y que se vuelva igual como todos los demás. Entonces, la "pedagogía de la socialización" es también una forma de acondicionamiento con castigos y recompensas. Solamente que en este caso es la sociedad entera que acondiciona el comportamiento de las personas. La meta es la misma: el alumno debe adaptarse a la sociedad, y no se le toma en serio con su individualidad.

Es interesante que actualmente muchos pedagogos rechazan (por lo menos en la teoría) el conductismo como represivo; mientras al mismo tiempo emplean muchos métodos de "socialización" y no se dan cuenta de que esto es igualmente represivo. Para el niño hace muy poca diferencia si es acondicionado por un solo profesor, o por el grupo entero.

Pedagogía humanista o emancipatoria:

El humanismo cree que el hombre en sí en bueno; entonces el hombre tiene que establecer sus propios valores y debe independizarse de toda autoridad (incluso de Dios). El precursor de esta pedagogía fue el filósofo Juan Jacobo Rousseau. El dijo: "La mejor educación es la ausencia de educación", o sea, el niño se desarrolla mejor cuando puede hacer todo lo que quiere, y no se le impone ninguna restricción.
Según el humanismo, el hombre debe "realizarse a sí mismo", o sea, desarrollar todo el potencial que está en él. Entonces, enfatiza los factores internos del desarrollo: cada niño es único, con talentos e intereses únicos que debe desarrollar. Los psicólogos humanistas enfatizan la actividad propia del niño al "construir" su razonamiento, sus valores y sus convicciones.
El humanismo tiene razón en que cada persona es diferente y única. Pero no toma en cuenta el pecado que está en nosotros (Jer.17:5-9). Cuando un pecador desarrolla todo su potencial, no por eso se convierte en una persona mejor: al contrario, se desarrolla su capacidad para pecar. En los países industrializados, esta pedagogía ha socavado la autoridad de los padres, y ha producido escuelas donde los profesores tienen miedo a sus alumnos, porque los alumnos ya no respetan ninguna autoridad.

Pedagogía de la Nueva Era

El movimiento de la "Nueva Era" intenta cambiar nuestros "paradigmas" de pensar, para producir una época de armonía global. Esto sucedería al descubrir nuevamente la "espiritualidad"; pero esta no es una espiritualidad bíblica. La "espiritualidad" de la Nueva Era da la bienvenida a cualquier espíritu; y con esto se abre para influencias de espíritus engañadores, y se somete a los "rudimentos de este mundo" (Col.2:8.18-23).
Los seguidores de esta corriente creen que todo el cosmos está evolucionando, y que la humanidad está evolucionando con él, para alcanzar una forma superior de vida. Esta evolución se podría acelerar por medio de ejercicios de meditación, y al descubrir cada uno el "núcleo divino" que uno tiene dentro de sí mismo.
Podemos decir que la "Nueva Era" pone al cosmos en lugar de Dios.

Influencias de la Nueva Era podemos ver en:
- los esfuerzos para la globalización y la implementación de programas de las Naciones Unidas,
- el regreso a las religiones paganas (religión andina) y diferentes prácticas del ocultismo (adivinación, curanderismo, brujería),
- el auge de la "medicina alternativa" que también está relacionada con el ocultismo,
y otros.

La Nueva Era promueve también su propia forma de "tolerancia". Según esta "tolerancia", ya no se permite decir que una cosa sea buena y que otra cosa sea mala. En particular, no se permite decir que existen verdades absolutas que nos dicen lo que es bueno y lo que es malo. O sea, esta tolerancia es en realidad la dictadura del relativismo. Si un cristiano dice que ciertas cosas son pecado, o que todas las personas necesitan la salvación por medio de Jesucristo, se los considera como "intolerantes". Por tanto, la corriente de la Nueva Era puede volverse sumamente intolerante (!) contra los cristianos.

- Las tres corrientes mencionadas tienen una creencia en común: que el hombre puede liberarse a sí mismo de lo malo, y crear una sociedad perfecta. Como veremos, la Biblia tiene un concepto diferente.

Concepto Bíblico

Dios nos hace ver que nadie de nosotros se puede librar del pecado (Rom.3:23). Por tanto, el "desarrollo natural" del hombre no va hacia la perfección; al contrario, se desarrolla la corrupción que hay en él. Tampoco ninguna pedagogía podrá producir personas mejores. Solo Dios mismo puede hacerlo, cuando alguien nace de nuevo en Cristo (2 Cor.5:17).
Una vez que un niño ha nacido de nuevo, puede ser transformado en la imagen de Cristo (2 Cor.3:18, Ef.4:13). Entonces un educador cristiano puede ayudarle en este proceso de transformación; pero sigue siendo obra de Dios.
La renovación de la mente sucede a medida que el cristiano (sea niño o adulto) se entrega más y más al Señor (Rom.12:1-2).
Dios tiene un llamado y propósito único para cada persona (Sal.139:16).

Así podemos formular dos metas educativas y del desarrollo, según la Biblia:
1. que el niño se convierta y nazca de nuevo, para ser una nueva criatura,
2. que sea transformado en la imagen de Cristo para cumplir el llamado de Dios en su vida.


Tabla comparativa de corrientes de psicología del desarrollo

Conductismo (behaviorismo), Colectivismo, y Pedagogía de la socialización

Pedagogía humanista y emancipatoria

Pedagogía de la Nueva Era

Biblia

PENSAMIENTOS CLAVES:

"El hombre es determinado por su medio ambiente."
Estímulo - Reacción
El niño como "hoja en blanco"
Crítica bíblica: Is.43:1, Sal.139:13-16
"El hombe en sí es bueno."
"El hombre es la norma de todo."
"El hombre tiene que realizarse a sí mismo."
Crítica bíblica: Jer.17:5-9
Interdependencia; Globalización; Pensamiento "holístico" o "integral";
Espiritualidad; Pensamiento positivo ("tu imaginación cambia la realidad")
Crítica bíblica: Gál.4:3, Col.2:8.16-23)
El hombre es creado en imagen de Dios, con mucho valor; pero corrompido por el pecado

METAS DEL DESARROLLO:

El hombre adaptado a la sociedad
(el individuo no tiene valor)
El hombre autónomo (emancipado)
Define sus propios valores
Desarrolla todo su potencial al máximo
El hombre evolucionado (en adaptación al cosmos y al mundo espiritual) El hombre nuevo (2 Cor.5:17):
Convertido, Nueva Criatura
entonces crece hacia la estatura de Cristo (Ef.4:13), se transforma en su imagen (2 Cor.3:18), cumple el llamado de Dios para su vida.

MÉTODOS PARA TRANSFORMAR AL HOMBRE

- Acondicionar (castigo y recompensa)
- Socialización (presión del grupo)
(Pregunta: ¿Quién define las metas?)
- Educación intelectual
- Eliminar autoridad y restricciones
- Conflictos y "descarga de agresiones"
- Iniciación espiritual
- Técnicas de meditación, sugestión, etc.
- "Descubrir a Dios en mí mismo"
Conversión por voluntad propia; entonces Cristo libera y transforma.
(2 Cor.3:18, Ef.4:13)
Renovación de la mente, al entregarse más al Señor (Rom.12:1-2)

Diferentes métodos de psicoterapia

CREENCIA COMÚN:

CREENCIA DIFERENTE:
"El hombre puede liberarse a sí mismo de lo malo, y crear una sociedad perfecta." El hombre caído no puede liberarse; su capacidad para pecar también se "desarrolla".

(Para un análisis más detallado, vea en "Cosmovisión cristiana y educación escolar", Parte IV.)


El desarrollo moral y espiritual

Los psicólogos han formulado también sus teorías sobre el desarrollo moral y espiritual. Algunas de estas teorías han entrado incluso en libros de educación cristiana, aunque no son nada bíblicas. Por eso tenemos que tratarlas aquí.

Laurence Kohlberg: "Desarrollo del juicio moral"

Este psicólogo dice que el niño pasa por las siguientes etapas:
1. Moralidad heterónoma (Recompensa y castigo): El niño se deja llevar simplemente por la reacción de sus padres: si es recompensado por algo, debe ser bueno; si es castigado, debe ser malo.
2. Canjes instrumentales: El niño sigue egoísta, pero reconoce también las necesidades de otras personas; entonces les propone "negocios": "Si me porto bien toda la tarde, ¿podré ver la tele?"
3. Relaciones mutuas interpersonales: El niño depende del juicio de otras personas que son "importantes" para él (padres, profesores, etc.)
4. Dependencia del sistema social y de autoridades: El niño (adolescente, joven) asume los valores morales de la sociedad que lo rodea.
5. Contratos sociales y derechos individuales: El niño (resp. joven) participa activamente en la elaboración de valores, y se orienta según el bien de la mayoría.
6. Principios éticos universales: La persona llega a tener una conciencia independiente; ya no depende del juicio de otras personas, sino únicamente de "principios éticos universales". Según Kohlberg, muy pocas personas alcanzan esta etapa en su vida.
El progreso por estas etapas se logra por medio de la educación intelectual.

James Fowler: "Desarrollo de la fe religiosa"

Fowler se orienta más o menos en las etapas de Kohlberg, pero las aplica al desarrollo de la fe religiosa, y añade al inicio una "etapa cero".
0. Confianza primitiva: Es la etapa de un bebé que "simplemente confía".
1. Fe intuitiva-proyectiva: El niño depende de su propia imaginación; lo que él se imagina, debe ser verdad.
2. Fe mítica-literal: El niño cree (literalmente) lo que otros le cuentan; entonces adopta las creencias de su ambiente inmediato.
3. Fe sintética-convencional: El niño se conforma con su entorno social y hace una "síntesis" de las diferentes creencias que encuentra (de padres, profesores, compañeros, etc.)
4. Fe individualista-reflexiva: Empieza a criticar las tradiciones recibidas; busca su propio camino y su propia convicción. Según Fowler, esta etapa no se puede alcanzar antes de la adolescencia.
5. Fe conjuntiva: El joven reconoce que la verdad es relativa y dialógica; o sea, que al dialogar con personas de otras creencias tiene que reconocer que ellos también tienen algo de la verdad.
6. Fe universal: Las paradojas (contradicciones entre diferentes creencias y religiones) son vencidas; la persona es gobernada por el amor absoluto y la justicia absoluta.
El progreso por estas etapas se logra por medio de la reflexión crítica, y el diálogo (con personas de otras creencias).

Nota: No es necesario conocer todos los términos técnicos mencionados. Lo esencial es que entienda las ideas generales detrás de estos esquemas; que sepa reconocerlos cuando son presentados en un libro o una exposición; y que sepa dar una respuesta bíblica.

Evaluación bíblica de las teorías de Kohlberg y Fowler

Notamos que los esquemas de Kohlberg y Fowler se basan en el humanismo. Ellos describen a una persona que se desarrolla "por sí misma" y que siempre mejora. No toman en cuenta la realidad del pecado, ni hablan de la necesidad de convertirse.

¿Dependencia o independencia?
En segundo lugar, notamos que este desarrollo es desde la dependencia hacia la independencia. Su etapa 6, de una "consciencia independiente" con "principios universales", es lo mismo como el "hombre autónomo" del humanismo.
Tenemos que ver claramente que esta no es ninguna meta bíblica. Somos creados para vivir en dependencia de Dios, y para reconocer Su autoridad (Prov.3:5-8, Ex.20:1-6). La "autonomía" es lo que satanás ofreció a los primeros hombres en Edén: "Seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal" (Gén.3:5). Esta etapa 6, en realidad, no es libertad sino el camino a la perdición.
Una vez que estemos dependientes de Dios, desde esta base podemos ser independientes frentes a todas las opiniones humanas.

¿Qué es lo absoluto?
Llama la atención que en la etapa 5 de Fowler, uno llega a reconocer que "la verdad es relativa". Un cristiano que mantiene la verdad absoluta de la Biblia, según Fowler estaría "atrasado en la etapa 3".
Sin embargo, en la etapa 6, Fowler habla de "amor absoluto" y "justicia absoluta". ¿Qué entiende él con esto? Según lo dicho, obviamente no habla del amor y de la justicia como Dios los define en la Biblia, sino como la humanidad los define con su propio criterio. Para Kohlberg y Fowler, lo absoluto es la humanidad, y no Dios.
La Biblia nos aclara que es Dios quien define los valores, no el hombre. (Hablaremos más sobre este tema en el capítulo "Valores y discernimiento".)

¿Qué entiende Fowler con "fe"?
Las etapas de Fowler describen la "fe" como una capacidad psicológica del hombre: la capacidad de confiar en una creencia, de comprometerse con una convicción, y de reflexionar acerca de otras creencias. Su esquema entero no toma en cuenta la obra de Dios en el hombre.
¡La fe bíblica es algo muy diferente! La Biblia aclara que la fe que salva, es un regalo de Dios (Hech.11:28, Rom.3:24, Fil.1:29), y una relación personal con Dios (Juan 17:3). En ningún lugar exige Dios que tengamos que alcanzar una determinada "etapa del desarrollo", o una cierta capacidad psicológica, para poder recibir esta fe.
Sin embargo, hay autores evangélicos que intentan aplicar la teoría de Fowler a la educación cristiana. Estos autores están equivocados desde un principio, porque están mezclando la fe bíblica con una "fe" psicológica que no es bíblica. Por tanto, llegan a conclusiones muy equivocadas. (Por ejemplo, estos autores generalmente sostienen que un niño no pueda convertirse realmente antes de llegar a la adolescencia. No pueden sostenerlo con ningún argumento bíblico, pero se apoyan en las teorías mencionadas. - Vea "Evangelizar a los niños" y "Fundamentos bíblicos" sobre este punto.)

¿Desarrollo por educación intelectual?
Kohlberg y Fowler creen que uno llegará a una moral o fe más madura, por medio de la educación intelectual. El apóstol Pablo refuta esta idea en Rom.1:22 y 1 Cor.1:18-25. (Más sobre este punto en "Educación escolar desde una perspectiva bíblica" y "Valores y discernimiento".)


Etapas del desarrollo en la Biblia

Queda la pregunta: ¿Habla la Biblia también de etapas del desarrollo? - Sí, lo hace, aunque no de una manera tan detallada como los psicólogos modernos.

Lea 1 Juan 2:12-14, y anote las tres etapas del desarrollo que se mencionan allí:
1. ______________________ 2.________________________ 3._______________________

Podemos descubrir más detalles de la enseñanza bíblica acerca de las etapas del desarrollo, al examinar:
1. las diferentes palabras hebreas y griegas que significan "niño" resp. "joven",
2. las transiciones importantes en la vida de un niño, que suceden a una edad determinada.
Lo siguiente es un resumen de algunos resultados de un tal estudio:

Adicionalmente a las tres etapas mencionadas por Juan, encontramos todavía la etapa del "bebé". A continuación se enumeran los pasajes bíblicos más importantes que describen las cuatro etapas de bebé - niño - joven - padre, y las transiciones de una etapa a la siguiente.

Antes del nacimiento:
El niño ya puede recibir un llamado de Dios (Jer.1:5); puede reaccionar a impulsos espirituales (Luc.1:41-44); pero también puede rebelarse (Gén.25:22, Is.48:8).

El bebé: dependencia completa de sus padres.
(griego: "brefos", Luc.2:12, 18:15, 2 Tim.3:15;
"nepios"="sin juicio propio", Mat.11:25, 21:16, Hebr.5:13)

Cambio / Transición: Ser destetado (Gén.21:8, 1 Sam.1:22-24)
Esto sucedía alrededor de los dos años de edad.
Sal.131:2 indica que al ser destetado, el bebé aprendió a confiar.

El niño: (griego: "pais", "paidíon", "teknon")
Su "tarea" es "conocer al Padre", para que sus pecados sean perdonados (1 Juan 2:12 y 13c). Entonces, la niñez es el tiempo indicado para convertirse, y para aprender la Palabra de Dios.
El niño aprende obediencia (a sus padres y a Dios, Ef.6:1-3), amistad (con hermanos y compañeros), principios y valores espirituales (Prov.22:6).

Transición: Adolescencia / Bar Mitzwa (a los 12-13 años, Luc.2:41-52)
Suceden cambios físicos y emocionales; el adolescente tiene que asumir responsabilidad moral (ahora directamente ante Dios); ya no es un niño.
(Este tema se trata ampliamente en "La adolescencia".)

El joven: (griego: "neaniskos") 1 Juan 2:13b y 14b
La Palabra de Dios "permanece" en él: ya no necesita "aprenderla" (porque ya debe haberla aprendido en la niñez), pero necesita aplicarla, al vencer las pruebas y tentaciones (Lam.3:27-33, Luc.4:1-13).
El lenguaje bíblico no distingue entre "adolescencia" y "juventud" (vea Ecl.11:9-12:1, donde las dos palabras son sinónimos.)

Transición: la "edad del levita" (30 años, Núm.4:3)
Aptitud para asumir responsabilidad espiritual y pública (Luc.3:23).

El adulto, "padre": 1 Juan 2:13a y 14a
Carácter firme y maduro; responsabilidades de líder. Por haber conocido la fidelidad de Dios a lo largo de su vida, tiene una confianza firme en El.

Estos pasos, por supuesto, describen el desarrollo de una persona que conoce al Señor. Los malos "irán de mal en peor" (2 Tim.3:13).


Capítulo anterior Indice Capítulo siguiente

Hijos del Altísimo - http://www.altisimo.net -